martes, 19 de junio de 2012

¿QUÉ ES UNA EMPRESA? DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN


Cuando hablamos de empresa nos referimos a un organismo o entidad cuya función principal es crear o prestar servicios que satisfagan las necesidades humanas a cambio de beneficios.

Esto se conseguirá mediante una actividad económica planificada y organizada por el empresario o sus representantes.

CLASIFICACIÓN:


Atendiendo a multitud de factores, las empresas se pueden clasificar de diversas formas:

     • Según su forma jurídica: La forma jurídica de una empresa viene determinada por aspectos tales como el número de fundadores, el capital aportado para su constitución, etc.


 Según el sector productivo en el que se encuadre: Atendiendo a este aspecto podremos clasificar a las empresas en tres grandes grupos.

o Sector primario: En este sector podemos englobar a las empresas que obtienen los recursos naturales tal como se extraen de la tierra (pesqueras, agrícolas, ganaderas,...).

o Sector secundario: En este sector podemos englobar a todas las empresas cuya principal actividad es la transformación de los materiales con los que trabajan (conserveras, constructoras, Textiles,…).

o Sector terciario o sector servicios: Las empresas que pertenecen a este sector no explotan ni transforman los recursos ya que se dedican a prestar servicio (restaurantes, comercios, cines, clínicas,..).

Nota: el sector servicios representa el sector más importante de la sociedad española. Fuente: INE

     • Según el grado de participación del Estado: Las empresas pueden pertenecer a entes privados, al Estado o incluso a ambos.

Teniendo esto en cuenta podríamos hablar de empresas públicas o estatales (dedicadas a prestar servicio público y sin ánimo de lucro), empresas privadas (cuyo fin es la obtención del mayor beneficio posible) y empresas de propiedad compartida (en estos casos el objetivo del Estado es hacerse con el control total de la empresa).

     • Según su tamaño: Éste es uno de los criterios de clasificación más utilizados según el cual podremos clasificar a las empresas en pequeñas, medianas y grandes.

Para que una empresa se considere pequeña deben trabajar en ella menos de 50 personas o alcanzar un volumen de negocio inferior a un millón y medio de euros anuales. En una empresa mediana trabajarán menos de 250 trabajadores o su volumen de negocios estará entre 3 y 6 millones de euros anuales. Todas las empresas que superen los anteriores varemos se considerarán grandes empresas.


Es importante tener en cuenta que las pequeñas y medianas empresas se conocen con el nombre de PYMEs (Pequeña Y Mediana Empresa) y representan el 99% del total de empresas españolas.

En realidad representan el 99.88%. Fuente: Ipyme

     Según su ámbito: Dependiendo del ámbito geográfico en el que las empresas desarrollan su actividad podemos hablar de empresas nacionales (desarrollan su actividad económica en un mismo país) o empresas multinacionales (desarrollan su actividad económica en más de un país).









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada